Una vida juntos

buscardesguaces

Los coches forman parte no solo de los bienes de una persona, realmente son vivencias acumuladas, como un patrimonio sentimental de la familia. Se forman relaciones fuertes entre ellos y sus dueños, esto la mayoría de las veces hace que el vehículo pase de una generación a otra, a menudo aun en buenas condiciones de uso.

Debido a ello, se pueden ver en las calles esos automóviles que muestran consigo la gracia y la calidez de aquellos años en los que eran el último modelo. Aun con buena carrocería y la mecánica en condiciones, pueden seguir cubriendo las necesidades de sus dueños, que ni consideran en sus más pesadas pesadillas salir de ellos, más bien son el orgullo de su propietario y lo cuidan cual joya.

Pero mantenerlos no es cualquier cosa, ellos precisan un mantenimiento continuo y riguroso, ya que si sufren algún daño es más difícil de reparar que un coche actual. Sin embargo, sus cuidados son más sencillos, por el hecho de no tener tecnología avanzada o circuitos complejos que requieran por fuerza a un profesional para ser atendidos.

Consejos para mantener un coche antiguo

  • Esté atento si en el tablero se enciende algún testigo luminoso, de ser así debe identificar con qué componente está relacionado y en base a ello verificar si puede continuar rodando o no.
  • El motor amerita ser revisado anualmente, examinar cada parte para evitar averías. Es preferible que esto lo haga un mecánico para estar seguros.
  • Es muy importante que verifique el sistema de frenado, más aun si hace ruidos que no sean comunes en él. También si percibe señales de desgaste como tener que empujar más el pedal para lograr el frenado.
  • El filtro y el aceite deben ser cambiados según el uso que dé al automóvil, el no reemplazarlo puede traerle serias consecuencias.
  • Los rodamientos deben mantenerse limpios y engrasados.
  • Calibre la presión de los neumáticos frecuentemente, según lo que indica el fabricante.
  • Lave el coche por lo menos cada dos semanas, en el caso del motor, que se mantenga sin excesos de polvo.
  • Aproximadamente cada 20.000 Km determine el estado en el que se encuentran los amortiguadores.

En caso de que existan averías a reparar, seguramente será cuesta arriba ubicar las piezas que requiere, debido a su antigüedad. No es común que las ventas de repuestos, aun los especializados en determinadas marcas, tengan piezas poco usuales o ya descontinuadas, en casos como estos una gran solución son los desguaces para coches. En ellos puede encontrar lo que amerite, dado que reciben infinidad de vehículos, lo que permite que tengan un amplio catálogo de opciones.