Seguro para celulares: Una herramienta para proteger la historia

Aunque no lo creas, un seguro para celulares podría hacer más que protegerte a ti y a tu preciada herramienta diaria. Pues, ese electrónico que tanto empleas representa mucho más de lo que imaginas; y eso es algo que Falabella entiende. Sin duda, el seguro para celulares resguarda el invento que cambió al mundo.

Desde los pesadísimos teléfonos en los autos, hasta los multifuncionales modelos tan populares en la actualidad; todos forman parte de una muy curiosa historia y un sorprendente desarrollo progresivo, que se llevó a cabo solo para que los humanos satisficieran una de sus necesidades más antiguas: la comunicación.

Conoce a fondo, entonces, lo relacionado al teléfono móvil y su evolución. Comprende cómo funciona y cómo solía operar cuando muchos pensaron que era perfecto. Descubre cómo llegó a ser el aparato que nadie puede soltar hoy.  En otras palabras, lee a continuación la biografía de tu Smartphone.

1

Nociones básicas: Qué es un teléfono celular

Sencillamente, se puede definir como un electrónico que posee un receptor y un transmisor de señal. De esta manera, se conecta con la red de telefonía móvil de una compañía en particular, para recibir y emitir información. Dichos datos viajan a través de un conjunto de celdas.

La presencia de este último elemento es la razón por la que se le llama al artefacto comunicador: “celular”. Ya que, también es conocido como “sistema celular”. El cual, valga acotar, funciona dividiendo el territorio terrestre en pequeñas áreas, que poseen -cada una- antenas de transmisión

Y que, por cierto, se denominan “células”. El concepto de la red de celdas, atento al dato, apareció por primera vez en 1947; gracias a D. H. Ring, de los Laboratorios Bell, propiedad de la empresa finlandesa Nokia. Sin embargo, no se utilizó hasta unas décadas más tarde.

Vestigios de la radiofrecuencia

La radio tiene mucha relación con el tema. ¿En qué sentido? El invento surgió a finales del siglo XIX, principalmente para la comunicación marítima. Sin embargo, comenzó a ser aplicado en tierra durante la segunda década del siglo XX.

Se conoce que este sistema de comunicación inalámbrica se usó por primera vez en 1923, tras el accionar de la policía australiana. Los oficiales dejaron de necesitar cabinas telefónicas públicas para realizar sus reportes. “¡Por fin, un aparato móvil y bidireccional!”, quizás pensaron.

Durante esta etapa, el teléfono móvil solo podía ser usado en carros, gracias a su tamaño; y poseía un espectro de radiofrecuencia muy limitado. Además, se mantuvo estrictamente para usos gubernamentales hasta los años 40. Es importante resaltar que para este momento aún no se usaba el sistema celular.

11

El primer teléfono móvil

Como es bien conocido, esta creación no se deshizo de una característica que poseía la predecesora: su gran tamaño, con casi un kilo de peso. Era aparatoso, pesado y exclusivo; pues, su precio era bastante alto y solo algunos miembros de la comunidad con cierto poder monetario, lógicamente, podían adquirirlos.

Este fue el DynaTAC 8000X, un proyecto de Motorola que funcionó con total éxito. El 3 de abril de 1973, Martín Cooper, directivo de la organización, pasó a la historia como el primer hombre en realizar una llamada a través de un móvil; desde el que entabló una conversación con Joel Engel, directivo de Bell Labs.

Los nacientes aparatos solo funcionaban para enviar y recibir llamadas. Aún no se manejaba lo que ahora se conoce como la “mensajería móvil”. Además, su batería duraba una hora de llamada. Estos no salieron al mercado hasta 1983, cuando el DynaTAC obtuvo su licencia comercial.

Nuevas generaciones: Diseño y tecnología de punta al alcance de la humanidad

Lo que sucedió luego fue el desarrollo de esta invención que revolucionó todos los ámbitos. Acto seguido, las innumerables mejoras no se hicieron esperar: las frecuencias usadas para la red de celdas fueron optimizadas, la calidad de las llamadas aumentó; y, por supuesto, el tamaño de los teléfonos se redujo.

También, es claro que la cantidad de fabricantes y operadores creció significativamente. Lo que siguió fue la adición de servicios nuevos como la mensajería multimedia, una cámara y mayor velocidad en el envío de la información, entre otras cosas. Bueno, aún falta mucho por descubrir.

Finalmente, la modernidad llegó a las manos de los usuarios: Ya te puedes conectar al internet, descargar archivos, realizar videollamadas, disfrutar de una pantalla táctil y llevar tu oficina, rutina o vida en un dispositivo que se puede trasladar a todos lados. ¿Preparado para lo que te depara el futuro?

111

Un seguro para celulares será vital para ti

Hay una razón por la que se considera que el teléfono es uno de los elementos más importantes de la historia. Lo que sucede es que el ser humano es un ser social, que necesita interactuar con otros individuos; por lo que la comunicación es imprescindible para él.

Esta creación no solo llegó para facilitar lo anterior, en cualquier lugar y a través de cualquier distancia; sino que, además, posee herramientas que le inyectan comodidad a la cotidianidad. Porque, y no lo puedes negar, de las 24 horas que tiene un día, 23 pasas inmerso en una cajita llena de sorpresas y conectividad.

No te arriesgues, siempre lo mejor será ser prevenido, que actuar a medida que se vayan presentando las contingencias. Porque, en el último de los casos, se reduce considerablemente el número de soluciones que se te pudiesen presentar al momento de querer resolver el problema.